Cómo funciona un aroma a través del olfato

Las fragancias son como “La música del olfato”, evocan recuerdos, incluso hasta imágenes que asociamos a un determinado aroma.

Una fragancia nos puede trasladar mentalmente al lugar y momento de forma vivida. A esto se le llama sinestesias, es decir, un aroma nos llega por la nariz, el olfato como modalidad sensorial, y nos produce una respuesta cerebral de otra modalidad sensorial como por ejemplo una imagen o un sonido. 

El aroma llega a la nariz a través de 50 millones de células receptoras del olor, conectadas directamente al cerebro y sistema límbico, donde se encuentra la memoria, los impulsos e instintos (hambre, sed, pautas del sueño, instinto sexual,…), emoción, intuición, creatividad. A través de este sistema se estimulan la glándula pituitaria y el hipotálamo, lo que origina diferentes reacciones en el sistema nervioso central y también las respuestas del sistema endocrino (hormonal).

De esta manera, el Aroma de un perfume o de un aceite esencial llega a los diferentes sistemas y es capaz, por impulsos, de corregir cualquier desequilibrio en nuestro cuerpo físico, en la mente, en nuestras emociones y en nuestro estado espiritual.

Cuando la información es recibida por los receptores cerebrales, el sistema neuronal reacciona ante estos impulsos nerviosos mediante la liberación de sustancias químicas (neurotransmisores). 

Si estos sistemas de neurotransmisión funcionan bien, son emisores de posibilidad o negatividad, pero estando en desequilibrio van a provocar la aparición de síntomas de la enfermedad. A mayor cantidad de emociones positivas, ayudarán a mantener el cuerpo en un estado de salud a través del sistema inmunitario fortalecido; y lo contrario, una mayor frecuencia de emocionalidad negativa conducirá a una depresión del sistema inmune, y con ello a la aparición de la enfermedad.

Con los preparados de Aromaterapia sagrada egipcia, aceites bíblicos, aceties esenciales, ayudaremos a mantener un estado positivo y relajado en nuestro ser  para una salud óptima.